¿Son legales las Cortinas de Cristal?

Debemos tener en cuenta que cualquier reforma en casa, requiere algún tipo de tramitación. La mayoría creemos que en nuestro hogar podemos hacer las reformas que nos vengan en gana cuando nos apetezca. Y no siempre es así, hay muchas reformas que no se pueden hacer, y sobre todo sin el permiso correspondiente, aspecto a tener en cuenta a la hora de instalar cortinas de cristal.

Cambiar la disposición de los elementos fijos de nuestra vivienda, como puede ser ampliar una estancia, remodelar un cuarto de baño, quitar un tabique…, todo necesita una serie de permisos y requisitos que no nos podemos saltar. Ocurre igual con las terrazas, cambiar el color de la fachada, colgar un toldo, poner un armario de obra o acristalarla para hacerla más funcional tampoco está exenta de los correspondientes permisos.

Hoy nos vamos a centrar precisamente en si son legales las cortinas de cristal y el acristalado de las terrazas.

Tener una terraza en nuestra vivienda es, indudablemente un valor añadido. Sobre todo si consta de unas dimensiones considerables. Sin embargo, su uso también entraña problemas, y es por ello por lo que tendemos a acristalarla.

 

Es legal el acristalamiento de terrazas

 

Entonces, ¿son legales las cortinas de cristal?

Una cuestión son las licencias de obra. No sabemos qué hacer en estos casos y por supuesto, la expectativa de enfrentarnos a trámites burocráticos nos suele echar para atrás. En realidad no es algo complejo ya que muchos ayuntamientos ya tienen procedimientos para este tipo de casos que agilizan muchísimo los trámites. Es muy habitual requerir este tipo de permisos para cerrar una terraza.

Otra cuestión es con respecto al permiso de la comunidad de propietarios. No sabemos si debemos pedirlo o no. Teniendo en cuenta que estamos hablando de cerrar una terraza con cristales templados abatibles y sin marcos, debemos tener presentes unas claves para la legalidad de nuestro cerramiento.

¿Qué dice la Audiencia Provincial?

Esto es lo que dice la jurisprudencia al respecto en una de las Audiencias Provinciales, concretamente la SAP de Málaga Sección 5:

La obra no menoscaba o altera la seguridad del edificio, no excediendo la facultad de simple uso de la cosa conforme a su destino (art. 394 CC), habida cuenta de la poca entidad de la obra realizada consistente en un cierre desmontable que descansaba sobre la barandilla sin atornillar a una estructura o perfil metálico, a diferencia de los cierres totales y permanentes.

En segundo lugar, analiza si se ha producido una alteración en la estructura general, la configuración o estado exterior del edificio, negando tal extremo por tratarse de una simple instalación desmontable, y no de un cierre total, ni de elementos estables y permanentes.

La conclusión del tribunal es que la instalación realizada por los apelantes no afecta a la seguridad del edificio, su estructura, configuración o estado exterior, si bien, y ello es importante, se exige que se haga de forma que no perjudique a los vecinos.

 

Son legales las cortinas de cristal

 

Otras sentencias que siguieron razonamientos similares han sido la Sentencia de la sección 4ª de la Audiencia Provincial de Málaga 667/2008 y la Sentencia de la Sección 4ª de la Audiencia Provincial de Málaga 199/2011.

En la primera, el Tribunal concluye que el cerramiento del cristal no altera la configuración estética del edificio, no utilizándose perfilería de aluminio visible, sino solo guías en la parte superior e inferior, siendo un sistema movible pudiendo quedar diáfana la superficie.

La segunda de las sentencias reitera lo hablado hasta el momento, indicando que los cerramientos de cristales tipo Lumon no alteran la configuración del edificio, por lo tanto, no necesitaría que la Comunidad de Propietarios aceptara su aprobación.

Si el cerramiento no produce alteración en la estructura del edificio, como sucede en su caso, no es necesario a nuestro juicio el consentimiento de la Comunidad de Propietarios, bastando la previa comunicación de la realización de las obras.

 

Son legales los cerramientos acristalados

 

Conclusión

  • La obra para acristalar una terraza no debe menoscabar o alterar la seguridad del edificio.
  • No debe exceder la facultad de simple uso de la terraza conforme a su destino original.
  • La obra debe ser de poca entidad técnica. Debe tratarse de una simple instalación desmontable, y no de un cierre total, ni de elementos estables y permanentes.
  • Las cortinas de cristal no deben alterar la estética del edificio.
  • Que no perjudique a los vecinos.

Por tato, que no afecte a la seguridad del edificio, su estructura, configuración, estética o estado exterior ni perjudique a los vecinos.

Cumpliendo estas normas y con el permiso del ayuntamiento correspondiente, no es necesario el consentimiento de la Comunidad de propietarios. Si bien, habría que comunicar con la debida antelación a la comunidad la realización de las obras.

Deja un comentario